POPA

Madrid

El local se convierte en un espacio de líneas puras y limpias, acotando la cantidad de materiales y elementos, con  colores de baja saturación, utilizando la geometría básica con un mismo leguaje conducido a través de toda su dimensión.

Espacialmente se divide en 5 crujías que comparten una fachada principal permeable, interrumpidas por unos muros de carga de hormigón macizo que componen, junto a los muros perimetrales, los ejes de isometría.

Partiendo de estos ejes, de tres planos oblicuos imaginarios (que se proyectan en planta a 90º grados entre ellos) y de sus intersecciones, se plasman los cambios de material, color y líneas de corte perimetrales.

79.JPG
37.JPG
82.JPG
32.JPG
52.JPG
41.JPG
57.JPG
85.JPG
11.JPG
46.JPG
60.JPG
64.JPG
45.JPG